Tàpies

Un Silló per Tàpies: Una restauración rodeado de artistas.

Del 16 al 20 de julio de 2013, el solar fue un revuelo de escaleras, herramientas y cubos de plástico para devolver a los muros la frescura que había tenido hace también un año con la intervención artística Encajados del gran fotógrafo Joan Tomás y La Galeria de Magdalena.

Ya casi un año de la performance de tributo a Antoni Tàpies y el sillón y la gente se han portado fantásticamente, ni las inclemencias del tiempo han podido con él. Pero el pasado mes de julio y coincidiendo con la restauración integral del solar, se me antojó hacerle unos mimos y restaurar algunas partes que estaban dañadas. Fue el momento de elegir un lugar para instalación de dos nuevas obras, una tributo a Philippe Starck y otra a Vermer Panton, se trata de BB Starck y Panton Reversible.


© 2013 – Barcelona – Restauración del Muro del Born – Foto: Laura Planell.


La semana trascurrió laboriosa y creativa. Con este marco y rodeado además de un puñado de artistas como Penélope Maldonado, Javier de la Rosa y Alba Nicolás de Milicia Gráfica, Jimbo Galán, Edu Stambolsky, Ankó Gönczi, Jochem Treu, y la lista sigue, seguro que me olvido de alguien. Ha sido un placer trabajar y crear con todos ellos.


Un silló per Tàpies: Una obra de y para todos.

El 20 de noviembre de 2012 tuvo lugar una performance muy especial, un Tributo a Antoni Tàpies. Hay quien se animó a comparar mi trabajo con el del gran artista catalán, motivado por mi intención de querer rendir culto a su memoria. Quiero aprovechar este post para decir públicamente que no es ni de cerca mi intención, de ser así sería como intentar comparar la altura de una hormiga y una jirafa. Es más, ya quisiera yo ser una  hormiga en este inmenso y maravilloso bosque que es el Arte.


© 2012 – Barcelona – Un silló per Tàpies por Fabio De Minicis – Escultura – 102 x 142 x 120 cm –

Foto: Dolors Ayxendri.


Si hay un objeto que se repite en la obra de Tàpies es la silla, y pueda ser ésta la única comparación válida como hilo conductor entre su impronta indeleble y mi trabajo. La silla es un objeto recurrente en mi trabajo, ABC Chairs, Green Stool, I Love Chairs, ABC Trash, Green Chair, son algunos ejemplos. Llevo varios meses trabajando en un proyecto con sillas, esta vez se aleja de versiones funcionales para transformase en un trabajo que se antoja más escultórico. El primero de la serie corresponde precisamente a “Un silló per Tàpies”.


© 2012 – Barcelona – Un silló per Tàpies por Fabio De Minicis – Tributo a Antoni Tàpies – Foto: Tomaso Marchesini.


La performance y el tributo a Tàpies son los hechos más relevantes de esta obra. Acentuar que el evento y su carácter urbano y permamente se han generado como consecuencia de la interacción con mis compañeros de trabajo en base a una infinidad de hechos y acciones que hace casi imposible saber donde comienzan y donde terminan cada una. Este hecho vital y sumamente importante ha enriquecido todos y cada uno de los aspectos de la obra. Algunos en sus etapas más tempranas, durante la ejecución, otros en los momentos culminantes de la performance, pero en todos los casos han servido para rendir tributo a un grande. Solo no hubiera podido.


“El silló de Tàpies” no es una obra mía, es una obra de todos y para todos, y sobre todo para Antoni, que desde allí donde esté espero esboce una sonrisa.


Es por eso que quiero agradecer de todo corazón a un puñado de personas que han estado opinando, dando su consejo, su experiencia, filmando, fotografiando, poniendo el hombro con su esfuerzo físico, logístico, intelectual y espiritual. Quiero enviar desde aquí un saludo y agradecimiento muy especial a Gisela, Chisato, Rubén, Eduardo, Juan Manuel, Ricardo, Nathalie, Guillermo y Tomaso. También Laura, David, Teresa y Marina.

La obra la podrán apreciar, mientras dure, y espero que sea por mucho tiempo, en Carrer Canvis Nous esquina  Consellers, donde compartimos obra con el maravilloso mural Encajados.

“El silló de Tàpies” no es una obra mía, es una obra de todos y para todos, y sobre todo para Antoni, que desde allí donde esté espero esboce una sonrisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *