Pe

El Sillón de Pe: Un sillón con cuatro patas.

 

El día transcurría movidito, con un ir y venir de quehaceres en el taller. Era miércoles y por el barrio, el día de tirar trastos y muebles viejos. Un vecino (Darth Vader) bajó de su piso un viejo sillón verde que quedó a merced de los servicios de limpieza. Por esos días nos visitaban también dos encantadores artistas franceses, Bernard Dupont y Johan Fétison que nos regalaron su música durante su estadía.


© 2014 – Barcelona – El sillón de Pe por Fabio De Minicis – Foto: Maciej Gurgul.


Por otro lado andaba la artista mexicana Penélope Maldonado, haciendo de las suyas por el taller. Darth Vader no paraba de tirar muebles a la calle. Creo que el noventa por ciento de las cosas fueron a parar a la decoración del atelier. Él dejaba sus cosas en la esquina del taller y yo no dejaba de ver bella cada pieza que él abandonaba a su suerte. Entre muchos de estos objetos, el sillón verde cruzó la valla de contención, de la calle al libre, cambiante y vivo escenario de expresión urbana del Forat.

Los músicos franceses empezaron a tocar su bella e inspiradora música, Penélope se sentó en el sillón verde a escuchar. Caía la tarde y ya había puesto a resguardo todos los tesoros que Darth Vader había tirado. Muchos ya saben que he utilizado sillas y sillones en varias oportunidades para expresar muchas veces un tributo (Un silló per Tàpies, BB Stack, Panton Reversible, ABC Chairs, Collage Chair, Green Chair etc…).


© 2014 – Barcelona – El sillón de Pe por Fabio De Minicis – Foto: Maciej Gurgul.


Así nació El Sillón de Pe, nació con identidad de performance. Cogí pinceles, aerosoles y pintura y sacamos el taller a la calle. Como la música también fue parte muy importante del momento, una de las puertas tiradas a la basura sirvió como improvisado cartel del grupo francés. La puerta ponía “Living Flow”, nombre con el que bautizamos a nuestros talentosos músicos franceses.

Por último el papel del observador, el espectador, representado en este caso por Maciej Gurgul, diseñador gráfico polaco, uno de los muchos visitantes que vivieron el momento con nosotros y que captó estas bellas imágenes que terminarían por ilustrar este post de un día lleno de magia.

Las cuatro patas? La homenajeada, la música, la pintura y el público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *